Flor de fantasía en los jardines de Lo Matta

ventanas.jpg

Entre árboles añosos y plantas con historias emergen de otra realidad las ventanas de la fantasía. Un jardín surrealista que se muestra al mundo a través de marcos de ventanas que contienen las creaciones de los monos con pincel, colectivo de ilustradores que ha conquistado un espacio en el complejo y discrecional mundo del arte.

“Ventanas en el jardín” se llama la novedosa muestra que realiza este colectivo de ilustradores en Casas de Lo Matta, en la comuna de Vitacura. En los jardines de la colonial mansión, centro cultural del sector oriente, se despliega esta particular y fantástica visión de personajes elaborados y concebidos por cada uno de los participantes en este colectivo que anima desde ya casi tres años el horizonte de la ilustración en la Capital del Reino.

Cada uno de ellos y en su particular estilo inventa un mundo visible sólo a través de las ventanas que además de enmarcar y soportar la obra, le otorga un sentido simbólico como un puente entre dos dimensiones. La realidad que todos vemos y la visión juguetona y onírica de cada uno de los creadores.

La osada propuesta y la magnitud del jardín arriesgan en parte la calidad de la exhibición. El uso de formatos que atrapen la mirada del espectador era un requerimiento fundamental al momento de acometer el espacio para el montaje. En algunos, mejor logrado que en otros, este factor influyó mucho más para la apreciación de la obra, que si la muestra hubiese sido en una sala normal de exposiciones, donde todo está más regulado y comprimido.

Los que estamos en el mundo del arte sabemos que detrás de cada esfuerzo artístico hay otros factores humanos y “administrativos” que a veces se tornan inmanejables, por lo tanto se llega a la muestra final con las reservas de energías casi agotadas, apareciendo así, un factor que siempre está presente en la vida de los artistas; el riesgo. Este frágil equilibrio entre el riesgo y el logro aparece en nuestra realidad  cuando hay maduración técnica y un contenido sólido y claro que los monos con pincel alcanzaron hace rato.

No obstante ello, el entusiasmo y la capacidad creativa de los monos no cesa. La búsqueda de nuevas alternativas para mostrar las obras son bienvenidas y se agradecen. La calidad técnica se ha consolidado en todos sus miembros a pesar de la disparidad de formatos y el espacio en que fue dispuesta y colocada cada obra.

A partir de esta experiencia, tal vez el desafío que queda, ya no es la creatividad, ni la visión poética propia de cada uno de sus miembros, si no más bien, que el apellido de “colectivo” se manifieste con mayor fuerza en una exposición de alta complejidad como la que en definitiva se presenta en los Jardines de la añosa Casa de Lo Matta.

Felicitaciones por el valor y la osadía

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar